6.2.4 Walter y el Payaso. Thomas Kyd entra en escena.

 

 Aunque la obra original no presenta división alguna, muchos editores modernos, con el objeto de facilitar tanto su lectura como su interpretación teatral, han redistribuido el texto original en actos y escenas. Esta división genera un problema a la hora de citar los distintos pasajes, pues no todas las publicaciones mantienen la secuencia de escenas de la obra original. En la protagonizada por Walter y el Payaso, nos encontramos con un problema adicional; en muchas ediciones de Doctor Fausto, el personaje que en el texto original aparece con el nombre de Clown (Payaso), ha sido sustituido por el de Robin. Cuando nos percatamos de que en Doctor Fausto ya figura un personaje con el nombre de Robin, que no guarda relación con el Payaso, esta decisión se revela como un perfecto despropósito.

 La escena en cuestión, así como la protagonizada por Robin y Dick, o aquella donde un caballo se transforma en heno, no aportan elementos necesarios al contexto. Se trata de historias inconexas que requieren un cambio de escenario con las que se añaden tintes cómicos y desenfadados a la trama. Una lectura paralela de estos textos, la que se esconde detrás de la evidente, descubre que en ellos se esconden datos que, desde el punto de vista de la autoría, tienen una gran relevancia.

Doctor Fausto (Texto A) Escena IV (1-6)

WAGNER
Sirrah boy, come hither.
CLOWN
How boy? Swounds, boy! I hope
you have seen many boys with such pickedevants as I have. Boy,
quotha?
WAGNER
Tell me, sirrah, hast thou any comings in? 
CLOWN.
Ay, and goings out too, you may see else. 
.
.
 WAGNER
Ven acá, niño
CLOWN
¡Niño! ¡Qué desgracia para mi persona! Dios santo, niño. 
Me imagino que habrás visto muchos niños con barba como la mía, estoy seguro.
WAGNER
Dime, niño, ¿tienes ingresos? 
CLOWN.
Sí, y salidas también, ya lo ves.  
.

 La frase realzada en negrita, donde la palabra boy se recalca muy significativamente, parece revelar una paronimia en la que Marlowe disfraza el nombre del malogrado dramaturgo Thomas Kyd, cuya consagrada obra: The Spanish Tragedy (La Tragedia Española) rivalizó en popularidad con el Tamburlain the Great (Tamerlán el Grande) de Marlowe. El término kid, cuya pronunciación es similar a la de Kyd, es sinónimo de “niño o chiquillo”.

 En los primeros meses de 1593 se habían producido revueltas contra las comunidades de hugonotes que recientemente se habían instalado en Londres. En la puerta de la Iglesia Holandesa de Londres se colgó un libelo versificado que invitaba a la violencia contra dicha comunidad. En este período se había remitido para su aprobación al “Master of the Rebels” (Maestro de Ceremonias que también poseía el cargo de censurador teatral) la obra Sir Thomas More. Esta obra, que era fruto de un trabajo conjunto, y en cuya trama se trataba el tema de las revueltas contra los inmigrantes, fue en principio rechazada, quedando a la espera de que fueran reescritas las escenas en las que se citaba el comprometido asunto. La posibilidad de que los dramaturgos pudieran estar implicados en las protestas, o que hubieran prestado su colaboración en los sediciosos versos hallados en la Iglesia Holandesa, provocó que las autoridades iniciaran un registro en los domicilios donde se alojaban los autores bajo sospecha.

 En la residencia de Kyd, que hasta el año anterior había compartido con Marlowe, se encontraron, el 11 de mayo, papeles defendiendo el arrianismo. El 18 de mayo se firma la orden de captura contra Marlowe que se presenta ante las autoridades el día 20. Parece evidente que su cargo de espía y sus vínculos con relevantes componentes del gobierno le hacen merecedor de un trato distintivo; aunque le toman declaración se concede a Marlowe libertad bajo fianza y se le otorga un plazo antes de tener que presentarse diariamente ante la corte de la Star Chamber. Kyd, que había sido detenido y puesto a disposición de la Corte de la Cámara Estrellada (The Court of the Star Chamber), pese a declararse inocente y trasladar toda la responsabilidad del herético escrito a Marlowe, es objeto de tortura. Apenas un año después de su detención, Kyd moriría, lisiado, pobre y vilipendiado.

 Marlowe, a quien cabe suponer le esperaba un final similar al de Kyd, ¡oh casualidad!, en el decimo día de libertad, cuando, tras la difusión de la nota de Baines su suerte estaba a punto de expirar, decide reunirse con dos espías y un empleado de Thomas Walsingham, amigo y mecenas de Marlowe que era además el jefe del servicio secreto inglés. En un alojamiento sito en Deptford, localidad próxima a Londres que era sede de la Compañía de Moscovia, y de donde salían barcos hacia el continente, los cuatro personajes allí reunidos debaten tranquilamente 22 durante ocho horas. Tras una discusión por el pago de la factura de la estancia, Marlowe termina con su propia daga clavada en un ojo, lo cual, según el escueto informe del juez de instrucción, 23 acabó con su vida de forma instantánea.

 Según la historia, Marlowe fue enterrado en el camposanto que rodea la Iglesia de Deptford, pero su tumba no pudo ser delimitada. Al parecer, la peste (the plague) que en ese momento asolaba Londres, no permitió colocar una lápida con su nombre o celebrar su entierro. Tampoco aparecería, pese a las repetidas reclamaciones de sus familiares, el cuerpo de John Penry, líder puritano que después de varias prórrogas, fue ahorcado el día anterior por orden de Whitgift. Conviene señalar que esta ejecución tuvo lugar a las cuatro de la tarde, fuera del horario habitual de los  ajusticiamientos. 

 En los actos IV y V de la obra de Shakespeare Medida por Medida, para librar a Claudio de una injusta condena a muerte, se propone el uso del cadáver de un reo de su misma edad que deberá ser ejecutado en la tarde del día anterior. 

Measure for Measure (4,2,129-140)

DUKE VINCENTIO
What is that Barnardine who is to be executed in the
afternoon?
PROVOST
A Bohemian born, but here nursed un and bred; one
that is a prisoner nine years old.
DUKE VINCENTIO
How came it that the absent duke had not either
delivered him to his liberty or executed him? I
have heard it was ever his manner to do so.
PROVOST
His friends still wrought reprieves for him: and,
indeed, his fact, till now in the government of Lord
Angelo, came not to an undoubtful proof.
…..
(4,2,175-178)
DUKE VINCENTIO
O, death’s a great disguiser; and you may add to it.
Shave the head, and tie the beard; and say it was
the desire of the penitent to be so bared before his
death: you know the course is common.
….
(4,3,67-73)
 
PROVOST
Here in the prison, father,
there died this morning of a cruel fever
one Ragozine, a most notorious pirate,
a man of Claudio’s years; his beard and head
just of his colour. What if we do omit
this reprobate till he were well inclined;
and satisfy the deputy with the visage
of Ragozine, more like to Claudio?
.
.
DUQUE
¿Quien es ese Bernardino que ha de ser ejecutado por la tarde?
PREBOSTE
Un bohemio de nacimiento pero criado y educado aquí. 
Hace nueve años que está en prisión.
DUQUE
¿Cómo es que el duque ausente no le ha dado la libertad
o hecho ejecutar? He oido decir que era costumbre suya 
obrar así.
PREBOSTE
Sus amigos han logrado siempre obtener prórrogas, 
y de hecho, hasta el gobierno del señor Angelo, su delito
no pareció muy cierto.
…..
DUQUE
¡Oh la muerte es una gran desfiguradora y 
todavía podéis ayudarla! Afeitarle la cabeza y
enredadle la barba. Decid que el deseo del penitente
fue estar así afeitado antes de morir. Sabéis que es
un hecho de ocurrencia ordinaria.
……
PREBOSTE
Aquí, en esta cárcel padre mío, ha muerto esta mañana
de una fiebre cruel un individuo de Ragusa, pirata notorio, 
próximo a la edad de Claudio; su barba y su cabello son
justamente del mismo color. ¿Qué tal si olvidamos a este
réprobo hasta que estviese mejor dispuesto y satisfacemos
al lugarteniente con la cabeza de este ragusano que
se parece más a la de Claudio?
.
 

 En el corpus de Shakespeare encontraremos también multitud de alusiones a la daga mortal, a la pérdida de un ojo, a la disputa por una factura (the reckoning) o a muertes fingidas. 24  La que se expone a continuación está extraída de La Tempestad:

La Tempestad (2,1,277-287)

ANTONIO
…Here lies your brother,
no better than the earth he lies upon,
if he were that which now he’s like, that’s dead;
whom I, with this obedient steel, three inches of it,
can lay to bed for ever; whiles you, doing thus,
to the perpetual wink for aye might put
this ancient morsel, this Sir Prudence, who
should not upbraid our course. For all the rest,
they’ll take suggestion as a cat laps milk;
they’ll tell the clock to any business that
we say befits the hour.
.
 
ANTONIO
… Aquí yace vuestro hermano. 
que en mucho se asemeja a la tierra en la que reposa 
si estuviera, como parece, muerto,
y yo, con este acero, con sólo tres pulgadas,
le puedo mandar a dormir por siempre. Mientras vos,
haciendo lo propio, podríais producir el guiño perpetuo
de este viejo bocado, este don Prudencio,
que no debería censurar nuestra conducta.
Todos los demás, se lo tragarán
cual gato que lame leche,
y en cualquier asunto verán en el reloj
la hora que nosotros les marquemos. 
.
 
 El juez instructor que certificó la muerte de Marlowe, William Danby, firmó su informe el 1 de junio de 1593. Según este documento, en el fragor de una reyerta, Ingram Frizer, uno de los cuatro asistentes a la reunión de Deptford, clavó la daga del propio Marlowe en su ojo derecho produciéndole la muerte instantánea. La herida, según el juez, tenía dos pulgadas de profundidad.

 Volviendo a la escena que protagonizan Wagner y el Payaso, el paralelismo entre la historia del Payaso y el triste final de Kyd es innegable. El siguiente diálogo estaría aludiendo, de forma sarcástica, al hecho de que Thomas Kyd acusara a su amigo Christopher Marlowe para librarse de la tortura:

Escena IV (7-14)

WAGNER
Alas, poor slave, see how poverty jesteth in his nakedness!
The villain is bare and out of service, and so hungry that I know he would give his soul to the devil for a shoulder of mutton, though it were blood raw. 
CLOWN
How? My soul to the devil for a shoulder of mutton, though ’twere blood raw?
not so, good friend. By’r Lady, I had need have it well roasted, and good sauce to it, if I pay so dear.
.
 
WAGNER
Ay, desdichado esclavo, bien veo como se burla la miseria con su desnudez. El villano está pelado y desempleado, y con tanta hambre que se que daría su alma al diablo por un filete de ternera, aunque estuviera crudo y sangriento. 
PAYASO
¿Cómo? ¿Mi alma al diablo por un filete de ternera, aunque estuviera crudo y sangriento?
Ni hablar mi amigo. Mandaría que estuviera bien asado y con una buena salsa si me va a costar tan caro.

.

 A continuación, Wagner propone a Clown que se alíe con él por un plazo de siete años, probable referencia al período transcurrido desde que Kyd y Marlowe se conocieron hasta el momento de la muerte de Thomas. Cuando se citan “piojos convertidos en familiares que le van a despedazar”, el autor vuelve a jugar con el doble sentido y, en este contexto, apunta a las torturas, causadas por la mediación de algún personaje de su entorno, a las que Clown (Kyd) va a ser sometido; la respuesta de Clown indica que estas ya han comenzado.
ESCENA IV (25-31)
WAGNER
So thou shalt, whether thou beest with me or no. But sirrah, leave your jesting, and bind yourself presently unto me for seven years, or I’ll turn all the lice about thee into familiars, and they shall tear thee in pieces.
CLOWN
Do you hear, sir? You may save that labour. They are too familiar with me already. ‘Swounds, they are as bold with my flesh as if they have paid for my meet and drink. 
.
 
WAGNER
Eso sería así tanto si estuvieras conmigo como si no. Pero, rapaz, déjate ya de burlas y únete a mi ahora mismo por un periodo de siete años, o convertiré todos tus piojos en familiares y os harán trizas.
PAYASO
Escúchame, señor. Te puedes ahorrar ese esfuerzo, ya tienen tanta confianza con mis carnes que parece que han pagado por el alojamiento.
.

 En el siguiente diálogo se cita un instrumento de tortura: la parrilla o “gridiron” y se alude a las heridas que, tanto éste como otros ingenios utilizados por la inquisidora corte, dejaron en el cuerpo del joven Kyd.

ESCENA IV (32-40)
WAGNER
Well, do you here, sirrah? Hold, take these guilders[Offering money]
CLOWN
Gridirons? 25 What be they?
WAGNER
Why, French crowns.
CLOWN
Mass, but for the name of French crowns a man were as good have as many English counters.
And what should I do with these?
WAGNER.
Why now, sirrah, thou art at an hour’s warning whensoever or wheresoever the devil shall fetch thee.
CLOWN
No, no, here, take your gridirons again.
.
 
WAGNER
Bueno, ¿me escuchas,  mancebo? Toma estos florines.(le ofrece dinero)
PAYASO
Parrillas25,  ¿Qué son?
WAGNER
Coronas francesas.
PAYASO
Una misa, pero en nombre de las coronas francesas un hombre es tan bueno como lo sean sus contrincantes ingleses. ¿Qué debería hacer con esto?  
WAGNER
  Ahora estas avisado  de que, sea como sea, en una hora el diablo te llevará consigo.
PAYASO
No, no, aquí; te devuelvo tus parrillas.

 De la misma forma que Kyd se transforma en “kid” y el “guilder” (florín) que ofrece Wagner se convierte a los oídos de Kyd en “gridiron” (parrilla), el nombre de uno de los dos diablos que se llevan al Clown (Thomas Kyd), se va transformando desde el “Baliol” inicial hasta el “Banio” final. Una vez conocido el papel que Richard Baines jugó en el destino de Marlowe, encontramos un importante motivo para justificar este baile de letras.

 La frase que aparece en el cuarto acto de La Tragedia Española: “In Paris? mass, and well remembered!” (4,1,169),  que se esconde en la entrada que he remarcado del “Payaso”, evoca a la atribuida al rey Enrique de Navarra, “París bien vale una misa”. 

 La intención de este análisis es poner de manifiesto que la intención última del autor al incluir esta escena, aunque su protagonista se llame Clown (Payaso), no es precisamente la de entretener al público, sino la de contar su verdad y rendir tributo a Thomas Kyd.

 Sabemos que Marlowe y Kyd compartieron residencia en Londres aproximadamente durante dos años y en ese tiempo, según las evidencias, co escribirían Eduardo III.  Entre 1601 y 1602, ocho años después de la muerte de Kyd, y a tenor del éxito de La Tragedia Española o Jerónimo (tal como se conocía esta obra en el período isabelino), el empresario teatral Philip Henslowe pagó a Ben Jonson una importante suma por la inclusión de 325 líneas que a partir de esa fecha incorporan las nuevas ediciones de La Tragedia Española. De estas aportaciones, el más famoso pasaje lo encontramos en el acto IV y ocupa más de 160 líneas, se trata de las llamadas “painter scenes” (escenas del pintor) cuyo enfoque está centrado en destacar el dolor de Jerónimo y la injusticia cometida en su persona. Los análisis métricos y estilísticos proponen que su autor no fue Ben Jonson sino el mismo que junto a Kyd escribió Eduardo III (ver capítulo 5).

 La cuarta escena de Doctor Fausto revela que la desaparición de Thomas Kyd dejó una profunda huella en Christopher Marlowe. Si consideramos, como muestran todos los indicios, que a partir de su muerte escenificada en Deptford, Marlowe cambia su nombre de pluma por Shakespeare, sería lógico encontrar, también en la obra de Shakespeare, sentidas alusiones al malogrado compañero de Marlowe.

A continuación se muestran algunas escenas contenidas en las obras de Shakespeare que aluden a Thomas Kyd:

The Spanish Tragedy (2,5,1-3)
HIERONIMO.
What outcries pluck me from my naked bed,
and chill my throbbing heart with trembling fear, 
which never danger yet could daunt before?  
La Tragedia Española
 JERÓNIMO
¿Qué gritos me han arrancado de mi desnuda cama
y han helado con tembloroso miedo mi agitado corazón
que nunca antes peligro alguno pudo amedrentar?

 Esta frase, que abre la quinta escena del segundo acto de La Tragedia Española, es la elegida por Shakespeare en King Lear para identificar a su Poor Tom (pobre Tomás) con el autor de dicha tragedia. Como iremos comprobando, al igual que Marlowe, Shakespeare dedica una sentida memoria al malogrado autor al tiempo muestra la desgarradora realidad  a que fue sometido por el  abominable demonio (the foul fiend).

King Lear (1, 2, 131-135)
EDMUND
…Pat he comes like the catastrophe of the old comedy.
My cue is villainous melancholy, with a sigh like
Tom o’ Bedlam . O, these eclipses do portend these divisions!
fa, sol, la, mi. 
.
Rey Lear
EDMUNDO
…A tiempo llega, como la catástrofe en la comedia antigua.
Mi papel es simular una melancolía hipócrita acompañada
de suspiros como un Tomás de Bedlam . Oh! esos eclipses
presagian estas divisiones: fa, sol, la, mi.

 La expresión Bedlam o bedlamita procede del nombre de un hospital psiquiátrico de Londres: “Hospital of Saint Mary of Bethlehem” (Nuestra Señora de Belén). Incluso en la época en que se escribió esta obra, marcada por la crueldad de las instituciones, la peste y la hambruna, el trato al que este hospital sometía a sus pacientes era considerado inhumano. Una conocida balada de título Tom O’bedlam versaba sobre este siniestro lugar.

King Lear (2,2, 176-184)
 EDGARD
… The country gives me proof and precednt
of Bedlam beggars, who, with roaring voices,
strike in their numb’d and mortified bare arms
pins, wooden pricks, nails, sprigs of rosemary;
and with this horrible object, from low farms,
poor pelting villages, sheep-cotes, and mills,
sometime with lunatic bans, sometime with prayers,
enforce their charity. Poor Turlygod! poor Tom!
That’s something yet: Edgar I nothing am.
.
 Rey Lear
EDGARDO
…El país me ofrece ejemplos y precedentes
de mendigos de Bedlam que con desaforados gritos,
hincan en sus magulladas carnes alfileres, clavos,
astillas y espinas de romero, y en tan horrible
atavío surgen del fondo de míseras cabañas, 
de las derruidas granjas, de los parques, de los establos
y de los molinos, a veces con prohibiciones de lunáticos,
otras con plegarias, fuerzan la limosna de sus habitantes.
¡Pobre Turligod! ¡pobre Tom! Eso ya es ser algo.
De Edgardo no tengo nada. 
.
 
 King Lear (3,4,41-64)

( Enter Lear’s fool and Edgar as a Bedlam begar in the hovel)

EDGAR (Within)
Fathom and half! fathom and half! Poor Tom! 
FOOL
Come not in here, nuncle. Here is a spirit. Help me, help me! 
(The Fool runs out from the hovel).
EDGARD
Give me thy hand. Who’s there?
FOOL
A spirit, a spirit: he says his name’s poor Tom.
KENT
What art thou that dost grumble there i’ the straw?
Come forth.
(Enter EDGAR disguised as a mad man).
EDGAR
Away! the foul fiend follows me!
Through the sharp hawthorn blows the cold wind.
Hum! go to thy cold bed, and warm thee.
EDGAR
Who gives any thing to poor Tom? whom the foul
fiend hath led through fire and through flame, and
through ford and whirlipool e’er bog and quagmire;
that hath laid knives under his pillow, and halters
in his pew; set ratsbane by his porridge; made him
proud of heart, to ride on a bay trotting horse over
four-inched bridges26to course his own shadow for a
traitor. Bless thy five wits! Tom’s a cold, O, do
de, do de, do de. Bless thee from whirlwinds,
star-blasting, and taking! Do poor Tom some
charity, whom the foul fiend vexes: there could I
have him now, and there, and there again, and there.
.
.
Rey Lear
(Entran en la choza el bufón y Edgardo disfrazado como mendigo de Bedlam)
EDGARDO (Desde dentro)
¡Braza y media! ¡braza y media! ¡pobre Tom! 
BUFÓN (Saliendo precipitadamente)
¡No entréis, tío, que hay un espíritu! ¡Socorredme! ¡socorredme! 
KENT
Dame la mano. ¿Quién hay ahí? 
BUFÓN
¡Un espíritu! ¡un espíritu!, ¡dice que se llama pobre Tom! 
KENT
¿Quién eres tú, que gimes ahí entre la paja?
¡Sal de ahí!
(Sale Edgardo, disfrazado grotescamente)
EDGARDO
¡Vete! ¡el abominable demonio me persigue! 
¡a través de los espinosos matorrales sopla la punzante brisa! 
¡Vete a tu frío lecho y caliéntate!
LEAR.
¿Lo diste todo a tus hijas? ¿a tal extremo te redujiste? 
EDGARDO
¿Quién quiere dar limosna al pobre Tom?
a quien el abominable demonio le ha conducido a través de fuegos y llamas, 
del vado y del remolino de agua, sobre el pantano y el cenagal;
que ha puesto cuchillos bajo su almohada, sogas en su reclinatorio
y matarratas en su comida haciendo que su orgulloso corazón 
montara en un trotón sobre puentes de cuatro pulgadas26
o perseguir a su propia sombra como si fuera un traidor.
¡Dios bendiga tus cinco sentidos! ¡Tom tiene frío!, O do, de,
do, de, do, de. ¡Presérvete el cielo de trombas, voladuras y rendiciones!
¡Una limosna al pobre Tom, torturado por el abominable demonio! 
¡Ah! ¡si pudiese yo tenerle ahora, y ahí, y de nuevo ahí, y ahí!  
(Continua la tormenta)
.
King Lear (3,4,129-140)
EDGAR
Poor Tom; that eats the swimming frog, the toad,
the tadpole, the wall-newt and the water; that in
the fury of his heart, when the foul fiend rages,
eats cow-dung for sallets; swallows the old rat and
the ditch-dog; drinks the green mantle of the
standing pool; who is whipped from tithing to
tithing, and stock- punished, and imprisoned; who
hath had three suits to his back, six shirts to his
body, horse to ride, and weapon to wear;
but mice and rats, and such small deer,
have been Tom’s food for seven long year.
Beware my follower. Peace, Smulkin; peace, thou fiend! 
.
.
 Rey Lear
EDGARDO
Pobre Tomás, que se alimenta de la rana nadadora, el sapo,
el renacuajo, la salamanquesa y la salamandra;
que en el furor de su corazón cuando el abominable demonio se enfurece
come estiércol de vaca como ensalada y engulle rata vieja 
y perro muerto de la cuneta; bebe la verdosa capa de las aguas estancadas; 
que es azotado de parroquia en parroquia,
metido en los cepos y encarcelado; él, que ha tenido tres vestidos
para su espada y seis camisas para su cuerpo, caballo para montar 
y arma que pasear,  durante siete años largos, ratoncillos, ratas y otras pequeñas alimañas
han sido el alimento de Tomás.
Guardaos de mi perseguidor. En paz Smulkin; en paz diablillo.  
.

 Tan solo la cuarta escena del tercer acto de El Rey Lear contiene once alusiones al “Pobre Tom”. Tanto la forma con que el autor se refiere a Thomas Kyd como los calificativos que dedica a los que ordenaron su tortura, pone de manifiesto que Shakespeare y Marlowe escriben como si se tratara de una sola pluma, en sus dedicatorias al amigo de Marlowe, ambas obras transmiten el mismo sentimiento y lo expresan con idéntica crudeza.

The Taming of the Shrew (Induction, scene 1)
(Enter Hostess and Sly)
SLY
I’ll pheeze you, in faith.
HOSTESS
A pair of stocks, you rogue!
SLY
Ye are a baggage: the Slys are no rogues; look in
the chronicles; we came in with Richard Conqueror.
Therefore paucas pallabris; let the world slide: sessa!
HOSTESS
You will not pay for the glasses you have burst?
SLY
No, not a denier. Go by, Jeronimy: go to thy cold
bed, and warm thee.
HOSTESS
I know my remedy; I must go fetch the
third borough. 
SLY
Third, or fourth, or fifth borough. I’ll answer him
by law. I’ll not budge an inch, boy. Let him come and kindly 
(Lies down on the ground and falls asleep)
.
.
La Fierecilla Domada (introducción escena primera)
SLY
A fe mía que te haré picadillo.
POSADERA
¡Un par de cepos para ti, bandido!
SLY
Eres una zorra, los Sly nunca fueron bandidos. Si lees las crónicas, te
enterarás que vinimos con Ricardo el Conquistador. Así que ¡paucas palabras!
¡deja que gire el mundo y cállate!
POSADERA
¿No vas a  pagarme  las copas que has roto?
SLY
No, ni un denario, Vete por San Jerónimo
Ve a tu frío lecho y caliéntate. 
POSADERA
Conozco la solución avisaré al tercer oficial.
SLY
Tercero, cuarto o quinto oficial les contestaré con la ley en la mano.
¡A mi con esas!  No me moveré un ápice,  chiquillo. ¡Qué vengan tranquilamente!

(Se tira en el suelo y cae dormido)

.

 Al parecer, el estreno de La Fierecilla Domada tuvo lugar el 11 de junio de 1594 mientras que Thomas Kyd moriría el 16 de julio del mismo año. En el tercer acto de La Tragedia Española encontramos, escrito en perfecto castellano, “pocas palabras” (3,4,118) y casi a continuación se repite tres veces seguidas “Welcome, Hieronimo” (Hieronimo o Jerónimo es el nombre con que era conocida la famosa obra de Kyd).

 El hecho de que las primeras líneas de La Fierecilla Domada mencionen abiertamente La Tragedia Española  manifiesta la intención de Shakespeare de dedicar esta obra a su amigo Thomas Kyd.

.

.

.

NOTAS

22. La señora Eleanor Bull, viuda de Richard Bull, regentaba el hospedaje de Deptford donde se reunieron Marlowe,  dos espías y un asistente de Thomas Walsingham. Eleanor tenía parentesco con una de las damas de compañía de la Reina Isabel, Según consta en el informe del juez instructor, Mrs. Bull confirmó que la referida reunión de Deptford se desarrolló de forma tranquila y confidencial.

23. El apéndice A recoge el informe de la muerte de Christopher Marlowe, escrito en latín y firmado por el juez de instrucción John Danby,  traducido al inglés.

24. En la obra Como Gustéis (As You Like It) encontramos al menos tres alusiones a este evento:

                      Como Gustéis (3,3,9-11)

                        “When a man’s verses cannot be understood, nor a man’s
                         good wit seconded with the forward child understanding, it 
                         strikes a man more dead than a great reckoning in a little room” 

 

                       “Cuando los versos de un hombre no pueden ser comprendidos ni su buen
                        ingenio secundado por un entendimiento como el del niño sagaz, 
                        el hombre se queda más muerto que si le presentaran una cuenta enorme
                        en un mísero mesón”

 

   Como Gustéis (3,4,26-28)  

                       “The oath of a lover is no stronger than the word of a tapster;
                        they are both the confirmer of false reckonings”
 
                       “El juramento de un enamorado no vale más que la palabra de una
                        tabernera; los dos confirman cuentas falsas”
 

     Como Gustéis (5,4,45-80)

    Mediante ingeniosa  jerga legal,  y partiendo de la frase:

                       “the quarrel was upon the seventh cause”
                       “la reyerta se basaba en la séptima causa”
 

 se llega a la conclusión de que esta séptima causa es:

                        “lay direct”
                        “la mentira directa”
 

   El Soneto 74 es toda una oda a este evento:

                        “my body being dead, the coward conquest of a wretch’s knife”
                        “mi cuerpo muerto, vil botín de un desgraciado puñal”
 
25. El “griridon” o “parrilla” era un instrumento de tortura usado por la inquisición que consistía en una parrilla con brasas sobre cuya estructura metálica se ataba al condenado.
 

26. La alusión al caballo de cuatro pulgadas se refiere al instrumento de tortura conocido como “el potro” (the rack) que, según todos los indicios, se usó para torturar a Thomas Kyd. Este caballo consistía en un estructura rectangular a la que se ataban los pies y manos de las víctimas. El artilugio tenía dos rodillos giratorios (de más o menos cuatro pulgadas de diámetro) que, accionados mediante manivelas, servían para estirar el cuerpo de la victima hasta descoyuntarla.

 

.

413total visits,1visits today

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *