5.3 La sesgada lectura de la ortodoxia

 

5.3 LA SESGADA LECTURA DE LA ORTODOXIA

  Por un lado, la investigación llevada a cabo por Brian Vickers descubre la pluma de Thomas Kyd, amigo y compañero de Marlowe, en parte de Eduardo III Al mismo tiempo, dicho trabajo confirma que los tres primeros actos de la obra son fruto de la misma pluma que escribió algunas de las más célebres tragedias atribuidas a Shakespeare. 

 La prestigiosa historiadora A.D. Wraight puso al descubierto que el informe sobre la Armada conocido como “A Relation of Proceedings” sirve como fuente para la creación de esta obra; Wraight, tras una pormenorizada investigación, determina que dicho informe es obra de Marlowe. 

  El más significativo hallazgo de A.D. Wraight al respecto al tema de la autoría de Eduardo III se encuentra en la obra de Robert Greene: Francesco’s Fortunes (1590). En dicho escrito encontramos reflejado un pasaje que forma parte del primer acto de Eduardo IIIel propio Greene nos informa que el autor de dicho pasaje es “the cobbler”, inequívoco apelativo que identificaba a Christopher Marlowe con la profesión de zapatero ejercida por su padre. 

 La SBT, junto a algunas importantes editoriales de la obra de Shakespeare, amparándose en los trabajos de Vickers, asignan la autoría de Eduardo III a William Shakspere de Stratford. En sus notas no hacen ninguna valoración de los argumentos esgrimidos por A.D. Wraight en favor de Marlowe. Después de haber utilizado la expresión de Robert Greene: “Shake-scene” en defensa de sus intereses, olvidan ahora mencionar la concluyente afirmación de Greene al respecto de la autoría de Eduardo III.

 Esta dinámica de actuación es una buena muestra de los procedimientos que utilizan los representantes de la ortodoxia shakesperiana para defender su verdad.

177total visits,1visits today