Dedicatoria a Shakespeare

“…or blind affection, which doth ne’er advance 
the truth, but gropes, and urgeth all by chance; 
or crafty malice might pretend this praise, 
and think to ruin, where it seemed to raise.” 
 
 “…o la emoción ciega, que nunca promueve la verdad,
       pero anda a tientas e impulsa todo por casualidad;
  o la astuta malicia podría este elogio simular 
  mientras arruina lo que parecía elevar.” 
                                            Ben Jonson 
                          

 

                                                                                    

Página de Inicio

 Si, como apuntan todas las evidencias, el escritor que la historia nos presenta como Shakespeare no fuera más que un testaferro, no sólo estaríamos rindiendo homenaje al personaje equivocado, también estaríamos destruyendo la lógica y la coherencia que vincula a todo autor con su obra.

 La obra de Shakespeare se desarrolla en varios niveles compositivos en los que historia, mitología y autobiografía se funden en un complejo entramado cuya interpretación requiere un profundo conocimiento de la vida del genial poeta y dramaturgo y de la realidad histórica de la Inglaterra isabelina.

 La innegable elocuencia de la doble semántica que destila la obra de Shakespeare revela la identidad del personaje que se esconde detrás de dicho nombre. La biografía del autor más leído de la historia nos descubre a una de las figuras más influyentes y admiradas de su época. Cuando asignamos las obras de Shakespeare a su legítimo autor, empezamos a vislumbrar la auténtica dimensión de su legado.

 Pese a los más de cuatro siglos transcurridos desde su composición, la herencia de Shakespeare permanece vigente y aún seguirá alumbrando y asombrando a decenas de generaciones futuras.

 Mi deseo es que estas páginas, aún en construcción, contribuyan a descubrir al auténtico Shakespeare y a facilitar la comprensión de sus escritos.

Ignacio Domínguez
survey@shakespeareresearch.com
01/05/2017