3.1 Cronología de las representaciones del monumento

 

 

3.1 CRONOLOGÍA DE LAS REPRESENTACIONES DEL MONUMENTO

 Hacemos a continuación un repaso de la historia del monumento desde su creación:

Creación del monumento: 1621-1622,

 La primera mención al monumento la encontramos en la dedicatoria que Digges dedica al autor del First Folio, que fue publicado en 1623.

 Edgar I. Fripp,1 que fue administrador de la mencionada iglesia de Stratford, en su libro Shakespeare’s Stratford (1928) informa: “el presbiterio se encontraba en estado ruinoso en 1618. No fue hasta los años 1621-22, cuando sus paredes fueron reparadas y pintadas, las ventanas fueron provistas de vidrieras, de forma que el edificio estuvo presentable por primera vez desde la muerte de William Shakspere de Stratford”.

 Esta nota de Fripp parece indicar que la construcción del monumento a “Shakspeare” coincide en el tiempo con la preparación y publicación del First Folio. Habían transcurrido más de cinco años desde que William Shakspere de Stratford recibiera sepultura en un entierro que pasó completamente desapercibido para la sociedad de la época.

 El monumento ha sufrido numerosas restauraciones a lo largo de su historia. La ortodoxia shakespeariana defiende que el busto actual, que guarda cierto parecido con el grabado que aparece en el First Folio, es fiel reflejo del original.

 Las evidencias acumuladas apuntan a que el aspecto de la inexpresiva figura que sostiene en su mano derecha una pluma de ave, mientras su mano izquierda descansa sobre una hoja de papel apoyada en un cojín (tal como podemos observarla hoy en día), dista mucho de la que mostraba el monumento original.

holy_trinity_shakesmemorial

(fig. 3.1) Vista parcial del presbiterio de la Holy Trinity Church donde se encuentra el monumento y la supuesta tumba de “Shakspeare”

IMG_9912

(fig. 3.3) Monumento a “Shakspeare”

 1. Primer boceto documentado: William Dugdale (1634)

 William Dugdale, prestigioso anticuario de Warwickshire, realizó en 1634 el primer dibujo que se conserva del monumento (fig. 3.4). Este boceto, que se encuentra en uno de sus diarios, es propiedad de sus descendientes.

dugdale MG

 (fig. 3.4) Boceto de Dugdale (1634)

2. Primer grabado editado: Wenceslaus Hollar (1656)

 Dugdale compaginó su profesión con la autoría de varios libros sobre arquitectura y monumentos de la antigüedad. Su inmensa obra Antiquities of Warwickshire Illustrated…, fue publicada en 1656 y contiene una recopilación exhaustiva de los monumentos funerarios y de los escudos de armas sitos en iglesias y catedrales del condado de Warwickshire.

 Wenceslaus Hollar, reconocido grabador bohemio, fue el autor de la mayoría de los grabados que ilustran el mencionado libro. Entre ellos encontramos el primer grabado del monumento a “Shakspeare” (fig. 3.5).

                        .

Wenceslas_Hollar_Shakespeare

        (fig.3.5) Grabado de Hollar, William Dugdale (1656)                      

 

 Tanto el esquemático dibujo de Dugdale como el grabado de Hollar muestran llamativas diferencias con el monumento actual y en ellos no hay rastro de la pluma, la hoja, o el cojín. El busto que aparece en  ambas ilustraciones exhibe  a una persona con semblante adusto que luce mostacho y sujeta un saco con los brazos en jarra.

 Tanto Dugdale como Hollar son personajes que gozaban de gran reputación. Theodore D. Whitaker, prestigioso anticuario del siglo XIX, refiriéndose a Dugdale afirma: “era riguroso en los detalles, lo que se sumaba a una inquebrantable honestidad”. En la referencia a Dugdale que encontramos en el “Dictionary of National Biography” podemos leer: “era notable por la fiabilidad de su obra”.

 De los más de doscientos grabados que aparecen en su libro, ninguno de ellos, dejando aparte el que nos ocupa, contiene errores en sus características fundamentales.

                        Rowe_Shakespeare_monument_1709(fig.3.6)   Grabado de Michael Van der Gucht, Nicholas Rowe (1709)

 

3. Segundo grabado editado: Michael Van der Gucht (1709)

 En 1709 se publica The Works of Mr. William Skakespeare; Nicholas Rowe, autor de la primera obra editada de William Shakespeare, incluye un grabado del monumento. Este grabado fue realizado por el artista flamenco Michael Van der Gucht (fig. 3.6). Rowe había enviado al famoso actor de la época Thomas Betterton a Stratford para recabar información sobre la biografía del autor. Según informa el propio Betterton en la biografía incluida en esta edición, él mismo visitó la Iglesia de Stratford y allí consultó los datos existentes sobre el ilustre personaje.

 En su artículo: The Woolpack Man (2005), Richard J. Kennedy apunta:

 Todos estos testigos eran hombres respetados que no tenían motivos para falsear la historia o engañar a los lectores. A William Dugdale se le rindieron grandes honores como anticuario y más tarde se le condecoró con el prestigioso título nobiliario de “Garter King-of-Arms”. Thomas Betterton fue aclamado en su tiempo tanto como lo fue Laurence Olivier en el suyo y además, fue alabado por su notable prudencia y modestia. Nicholas Rowe sería distinguido como Poeta Laureado de Inglaterra. El Dr. William Thomas, (que mencionaremos más adelante) fue un anticuario de máximo prestigio.

4. Tercer grabado editado: George Vertue (1723-25)

 George Vertue realiza un grabado del monumento que aparece en la edición publicada por el célebre poeta Alexander Pope, The Shakespeare Plays (1723-25) (fig. 3.10).

 Pope fue un fanático defensor de la imagen de William Shakespeare. Se permitió el lujo de realizar modificaciones en algunos pasajes de su obra y fue uno de los máximos impulsores de la construcción del monumento a Shakespeare erigido en la Abadía de Westminster en 1740.

  En su artículo sobre el monumento de Stratford cuyo título es “Shakespeare’s Bust A Monumental Fraud” (El busto de Shakespeare, un fraude monumental), Richard F. Whalen 2 comenta:

 La primera representación de un escritor (no alguien sujetando un saco) en el monumento de Stratford fue realizada por George Vertue, que fue un experto y prolífico grabador.
 Se trata de una de las dos imágenes de Shakespeare que aparecen en la edición de “The Shakespeare Plays” de Alexander Pope 1723-25. El grabado de Vertue, que incluye además el texto del epitafio a “Shakspeare” (inscrito en la lápida de mármol situada inmediatamente debajo del busto), muestra, por primera vez, una figura escribiendo. El personaje porta una pluma mientras apoya su mano izquierda sobre una hoja de papel situada sobre un cojín, tal como podemos observar en el monumento actual. Asimismo, luce un pendiente, el cuello plano de un plebeyo 3 y de su aspecto se ha dicho que tiene un cierto parecido con el llamado retrato Chandos. 4 (fig. 3.7).
 Con toda probabilidad el escritor que representa Vertue es producto de su imaginación. No hay nada en su detallado diario que muestre que él o Pope hubieran visitado el monumento de Stratford hasta ese momento.

 Shakespeare

(Fig.3.7)  Retrato Chandos (1610)

 

 En la imagen que aparece en el frontispicio del libro encontramos otra representación de Shakespeare. El rostro y las vestiduras en este grabado son más propias de un aristócrata que de un actor y son completamente diferentes a las que Vertue muestra en su representación del monumento de Stratford. (fig. 3.8).

.

vertue-shx-w-ruff1
  (fig.3.8) Grabado realizado por George Vertue para el frontispicio del libroThe Plays of Shakespeare de Alexander Pope (1723-5)

.

harley-miniature-shx-w-ruff1 2

(fig.3.9) Miniatura propiedad de la familia Harley 1717

 

 George Vertue, que había empezado a trabajar en 1720 para su patrón Edward Harley, conde de Oxford, fue comisionado en esa misma época para proporcionar a Alexander Pope un retrato de Shakespeare que sirviera para ilustrar su edición en seis volúmenes de la obra del autor.

 Vertue podía haber escogido como modelo el grabado de Droeshout del First Folio, el retrato Chandos o el grabado de Michael Van der Gucht que fue su propio maestro; sin embargo, eligió copiar un retrato de una miniatura (fig. 3.9). De acuerdo con el catálogo de la Walpole Society de 1914-15 dicha miniatura proviene de la colección de Robert Harley, padre del su patrón, y se encuentra actualmente entre las “Welbeck Abbey Miniatures”. No se conoce la identidad de la persona retratada. Para distinguirla del otro Shakespeare de Vertue, se la ha llamado “Shakespeare con gorguera”. Las gorgueras eran adornos caros y complejos que sólo la nobleza se podía permitir. Su lucimiento hubiera resultado muy pretencioso para un actor o un autor teatral.

by George Vertue, after Gerard Johnson, line engraving, circa 1700-1750 (circa 1620)

(fig. 3.10) Grabado del monumento a “Shakspeare” realizado por Vertue publicado en The Plays of Shakespeare de Alexander Pope (1723-5)

 

5. Segunda edición del libro de Dugdale (1730)

 El grabado de Hollar (fig. 3.5) reaparece sin cambios en la edición de 1730 del libro de Dugdale que fue realizada por el prestigioso anticuario William Thomas. Esta edición de la obra incluye, sólo sobre la localidad de Stratford, tres folios con notas y correcciones a la primera edición. William Thomas especifica en el prólogo del libro que él mismo visitó todas las iglesias del condado.

.

Vertue's sketch

(fig. 3.11) Esbozo del monumento de Stratford realizado por Vertue en 1737.

 

6. Esbozo del monumento de Vertue (1737)

 Catorce años después de la primera publicación de su grabado del monumento, Vertue visita la ciudad de Stratford. Lo hace con su patrón Edward Harley, que aparece en dicho esbozo para ilustrar la ocasión. Según el detallado diario de George Vertue, esta fue la primera ocasión en la que él y su patrón viajaron a Stratford. Harley fue hasta su muerte en 1741, mecenas del grabador.

 Este esbozo nos aporta suficientes indicios para poder afirmar que su grabado del monumento publicado en la obra de Pope difícilmente pudo ser extraído del original. A continuación se exponen cuatro razones argumentadas al respecto:

1. El primer cambio significativo lo observamos en los putti (las figuras de niños desnudos que aparecen sentadas a ambos lados de la cornisa que corona la hornacina). Tanto el grabado de Hollar (1656), como este esbozo copiado al natural, muestra las piernas de los putti sobresaliendo por fuera de la cornisa, sin embargo, en el grabado publicado en 1723-25 estos aparecen encuadrados dentro de la estructura.

2. Las proporciones del conjunto coinciden con los representados por Hollar y Dugdale. En los grabados de Hollar, Van der Gucht y posteriormente en el de Grignion, si trazamos una línea imaginaria uniendo el arranque de ambos lados del arco de medio punto de la hornacina, atravesaríamos la frente del busto esculpido. Por el contrario, esta línea imaginaria en el grabado de Vertue cruzaría la boca de la figura.

3. El tamaño y el aspecto de la cabeza en el esbozo de Vertue también se asemeja a los anteriormente citados. Apreciando la facilidad de trazo y la depurada técnica que Vertue muestra en sus trabajos, no se explica como la cabeza del busto del esbozo, que tiene gran parecido a la del dibujo de Dugdale, es mucho más pequeña que la que refleja su grabado. El boceto de Vertue, como es de esperar en un profesional de su categoría, plasma las proporciones con gran fidelidad. El hecho de que la composición del boceto coincida a grandes rasgos con la ubicación, detalles y dimensiones de la capilla, corrobora la información de que Vertue habría visitado el monumento cuando lo realizó.

4.  La mano derecha del escritor que muestra el esbozo de 1737, que parece portar una pluma, está desplazada hacia la izquierda cruzando por delante del torso que está también girado hacia la izquierda; por su parte, en el grabado de 1723-25, el brazo que sujeta la pluma está colocado casi en jarra a la derecha del torso y separado del mismo.

.

.

7. Restauración del monumento organizada por Joseph Greene (1747-48) 

 Todo apunta a que la remodelación más relevante del monumento se realizó entre 1747 y 1748 y fue organizada por Joseph Greene. Este sacerdote y maestro de gramática de la escuela de Stratford se encargó de recolectar fondos y de poner en marcha los trabajos necesarios para su reparación y embellecimiento. Greene, en alguna de sus alusiones al trabajo a realizar, utiliza la expresión: “el curioso monumento original”.

 Su restauración debió generar polémica, pues constan varios documentos en los que Greene explicita, quizá con excesiva insistencia, que el aspecto general del monumento no sufrió modificaciones sustanciales. La última defensa de su proyecto la encontramos en una carta dirigida a su propio hermano en la que, 28 años después de haberse efectuado la remodelación, Greene sigue intentando convencer sobre la fiabilidad de la misma.

 Existen bastantes indicios para sospechar que dicha restauración pudo suponer una transformación radical del aspecto del monumento y especialmente del busto.

 Los artífices de la restauración, de acuerdo con la información que Greene nos proporciona, fueron “Heath the carver”, en castellano “Heath, el tallista” (personaje que no ha podido ser identificado) y el pintor John Hall.

 El año 1748, además de señalar la finalización de la remodelación emprendida por Greene, es el mismo en el que está fechado el óleo del monumento firmado por John Hall (fig. 3.12). Este óleo, que bien pudo servir como modelo para dicha restauración, muestra un monumento enmarcado completamente por una estructura de piedra, tal como el que se observa en el grabado de Vertue de 1723-25. El hecho de que se obvien las vidrieras estaría evidenciando que ninguno de los dos artistas habría visitado el monumento de Stratford en el momento de la composición de estas obras.  

 La siguiente restauración documentada del monumento se llevaría a cabo en 1814. 

Shakespeare's_Monument_painted_by_John_Hall_1748

 (fig. 3.12) Óleo del monumento realizado por John Hall (1748)

  A pesar de las múltiples restauraciones a las que se ha sometido el monumento desde entonces, el aspecto general, el atuendo, el uso del color y la postura de la figura actual son muy similares a lo que muestra el óleo de Hall. El altillo bajo la cornisa de la hornacina sobre el que se sitúan los putti muestra semejanzas con el grabado de Vertue. El remate de las esquinas y la anchura de la cornisa junto a las proporciones de la sobre estructura que contiene el escudo de armas vuelve a recordarnos el grabado de Hollar.

 Si observamos los dos pilares rectangulares sobre los que descansan las columnas corintias de la hornacina, parece evidente que tanto las columnas, como dichos pilares están situados en un plano anterior al de la losa con la inscripción honorífica, exactamente tal como aparecen en el grabado de Hollar.

 Las cabezas de animales sobre los capiteles de las columnas que muestra el dibujo de Dugdale y los grabados de Hollar, Van der Gucht y Grignion no figuran en los trabajos de Vertue y de Hall en los que se observan unas pequeñas columnas de base cuadrada que elevan la cornisa separándola del resto del conjunto.

 La figura escribiente del óleo de Hall no muestra su mano izquierda y tampoco hay rastro de la hoja que se apoya en el cojín. El putto situado en el lado izquierdo sostiene una pala con su mano derecha, al tiempo que se apoya en una calavera con la izquierda. El putto correspondiente del grabado de Vertue sujeta una antorcha con una mano mientras apoya la otra en un reloj de arena.

 En 1769 el eminente pintor Thomas Gainsborough definió el busto de la siguiente manera: “Shakespeare’s Bust is a silly, smiling thing” (El busto de Shakespeare es una cosa tonta sonriente), con este argumento Gainsborough se negó a realizar un retrato del busto que le había sido solicitada por David Garrick con motivo del 150 aniversario de la muerte de Shakspere de Stratford.

 El busto del monumento debió ser un fiel reflejo del representado en el cuadro de Hall, pues el apelativo de Gainsborough puede ser perfectamente aplicable al escritor de su óleo.

8. Reedición del libro de Dugdale (1765) 

 La tercera edición del libro de Dugdale apareció en 1765. En ella encontramos decenas de correcciones a la edición anterior, sin embargo, el grabado de Hollar reaparece sin ningún cambio. Parece evidente que, pese a que habían transcurrido más de cien años desde su primera edición, y que probablemente miles de testigos en ese tiempo habían visto el grabado de Hollar y el monumento de Stratford, nadie debió hacer llegar a los editores quejas sobre la fiabilidad del mismo. Esta edición del libro vuelve a mostrar el monumento tal como lo reflejó Hollar y no como debió quedar tras la transformación a la que fue sometido bajo la dirección de Joseph Greene.

9. Grabado de Charles Grignion (1786)

 En su edición de 1786 de la obra de Shakespeare, John Bell publicó un grabado obra de Charles Grignion (fig. 3.13). Bell también se decantó por representar el monumento tal como lo encontramos en el grabado de Hollar.

 Habían pasado 38 años desde la remodelación de Greene, en la que, de acuerdo con el óleo de Hall, el busto representaba a un escritor. El hecho de que esta nueva edición de la obra de Shakespeare vuelva a mostrar un grabado similar al de Hollar, pone de manifiesto que sus editores no otorgan credibilidad a la nueva apariencia del busto y sí a la que mostraban las representaciones del monumento hasta entonces.

030830 AG

(fig. 3.13) Grabado de Charles Grignion publicado por John Bell (1786)

NOTAS

1 : Fripp, Edgar I. Shakespeare’s Stratford(1928). London: Oxford University Press, 1928. pag. 72-74.

2 : Richard F. Whalen, The oxfordian, volumen VIII 2005.

3 : El sobre cuello de la prenda interior doblado y plano era un signo de pertenencia a la clase obrera conocida como “commoners”.

4 : El Retrato Chandos es el más famoso retrato de William Shakspere. Según la mayoría de los especialistas es considerado el retrato más verosímil del negociante de Stratford. Su autoría se atribuye a John Taylor y está fechado en 1610.

.

.

798total visits,1visits today

Un comentario en “3.1 Cronología de las representaciones del monumento”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *